lunes, 14 de abril de 2014

Carrot cake

Antes de nada deseaos una feliz Pascua, sobretodo a los que tenéis la suerte de estar de vacaciones. Por aquí lo estamos de forma parcial y vamos a aprovechar estos días para actualizar el blog y ponernos al día con un curso que llevamos con retraso, ;)
 
Qué mejor forma de deseaos unas felices fiestas que con una recetita y un diseño muy monos!!! Esta vez hemos optado por una tarta sin cubrirla con fondant.
Nos encantan las tartas forradas, las posibilidades de decoración con fondant son infinitas, pero he de reconocer que yo soy de las que pelo las tartas antes de comerme el bizcocho, así que esta opción de decorar sólo con buttercream me ha encantado!!!

Como la decoración iba a ser con zanahorias, qué mejor excusa de hacer una carrot cake!!! Partimos de la receta de Alma Obregón y sobre ella hicimos algunos cambios.

Ingredientes:
  • 210 g de harina todo uso
  • 180 g de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 180 ml de aceite
  • 2 cucharaditas de canela
  • 225 g de zanahorias
  • 210 g de calabaza
  • 90 g de pasas

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos el molde (en mi caso uno de 15 cm de diámetro)

Tamizamos la harina, la levadura y la canela y reservamos. Por otro lado, pelamos, rallamos y hervimos la zanahoria y la calabaza. Dejamos enfriar y hacemos un puré que reservaremos también.

En un bowl mezclaremos el aceite, el azúcar y los huevos y batiremos hasta que se hayan integrado completamente los ingredientes. A esta mezcla añadimos la harina y seguimos batiendo hasta que ya no se aprecie y a continuación añadimos el puré de zanahoria y calabaza y las pasas y con ayuda de una espátula las integraremos en la masa.

Vertemos la masa en el molde engrasado y horneamos alrededor de 40-45 minutos, asegurándonos de que el bizcocho está completamente horneado introduciendo un palillo y viendo que sale seco.
Dejamos enfriar en bizcocho en el molde y después una vez frío lo cortamos en tres rodajas.

Para el relleno del bizcocho utilizamos una crema de queso y para la decoración una buttercream teñida de azul cielo, naranja y verde.
 
Las zanahorias las hicimos con las boquillas de pétalos y hojas, cualquier tamaño que tengáis irá bien haciendo los trazos más o menos grandes.
 
Para acompañar a la tarta en una tarde de té familiar hicimos unas galletitas decoradas con glasa muy sencillas y que quedaron genial!!!


Esperamos que os haya gustado la entrada y que hagáis la tarta, es muy muy sencilla y riquísima!!!
Un beso y feliz semana!!!