martes, 30 de diciembre de 2014

Receta del Pandoro de Verona


Antes de nada y aunque sea con un poquito de retraso, Feliz Navidad!!!  Espero que pasarais unos buenos días con la familia y disfrutarais de unos días tan destacados.

Nosotros los pasamos muy tranquilos en familia muy tranquilos, más si cabe con la llegada de Paula hace casi dos meses ya!!!

Hoy quería compartir con vosotros una receta de un dulce que particularmente a mi me encanta!!!  Yo creo que os lo he contado alguna vez, que estudié Ciencias Químicas y que el último curso lo hice en la "Universitá degli studi di Milano", así que desde entonces, más si cabe soy super fan de la comida y dulces italianos.

Ese curso conocí el pandoro y el panettonne y desde entonces son dos habituales en nuestras mesas por estas fechas.
La receta del panettonne la colgamos el año pasado y la podéis mirar aqui y la del pandoro tocaba hacerla este, así que vamos con ella!!!

Es una receta que aunque larga es muy sencilla, tan sólo hace falta un poco de planificación ya que necesitamos una masa que haya fermentado unas horas antes o durante la noche entera en la nevera y tener el molde en el que hornearemos, yo lo compré en María Lunarillos.

Vamos con la receta!!!

Ingredientes para el fermento:
  • 15 g de levadura fresca
  • 60 ml de agua tibia
  • 50 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de azúcar
  • 1 yema de huevo
Ingredientes para la primera masa:
  • 5 gr de levadura fresca
  • Fermento previo
  • 25 gr de azúcar
  • 1 huevo M
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 30 gr de mantequilla a temperatura ambiente
Ingredientes para la masa final:
  • 2 huevos M
  • 1 vaina de vainilla
  • una pizca de sal
  • 100 gr de azúcar
  • 10 gr de azúcar avainillado
  • 200 gr de harina de fuerza
  • Primera masa
  • 140 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Preparación:
1.- La noche anterior haremos el fermento o masa madre. Para ello disolvemos la levadura en el agua tibia. A continuación lo añadimos a un bol donde tengamos la harina y mezclamos bien. Añadimos el azúcar y la yema de huevo y removemos hasta que todo esté integrado. Lo tapamos con papel film o un paño, y dejamos reposar en la nevera toda la noche, unas ocho horas. Por la mañana veremos que la masa ha crecido mucho y está llena de burbujitas.
2.- Ahora haremos una primera masa a la que añadiremos el fermento previo. Disolvemos la levadura en dos cucharadas deagua tibia. Lo unimos al fermento y removemos bien. Añadimos el azúcar, el huevo batido y la harina poco a poco. Amasamos y una vez obtenida una masa suave ponemos la mantequilla en pomada hasta que se absorva completamente. Tapamos y dejamos reposar aproximadamente una hora.
3.- Pasado este tiempo, hacemos la segunda masa. Añadimos a la masa previa que teníamos los huevos batidos, la vainilla, la sal, el azúcar y por último la harina. Recordar mezclar bien cada ingrediente antes de añadir el siguiente. Amasaremos hasta tener todo bien mezclado, al menos 15 minutos hasta que la masa sea suave, lisa y muy elástica. Dejamos que repose hasta que duplique casi su volumen inicial.Transcurrido este tiempo podemos refrigerar la masa o seguir el proceso, según nos convenga.
4.- Desgasificamos la masa sobre la mesa de trabajo enharinada. Formamos un rectángulo con ayuda del rodillo y colocamos la mantequilla que restaba en el centro de la masa. Doblamos llevando las cuatro esquinas al centro, es decir cerrándola.
5.- Volvemos a estirar la masa presionando un poco con el rodillo para que la mantequilla se extienda y doblamos en 3, cada extremo hacia el centro como si se tratase de un libro. Metemos, envuelta en film, en el frigorífico durante 30 minutos.
6.- Sacamos la masa de la nevera y repetimos el paso anterior dos veces más, girando la masa previamente tal como podéis ver en la imagen número nueve; dejamos entre vuelta y vuelta media hora de reposo en el frigorífico.
7.- Cuando hayamos completado las tres vueltas, dividimos la masa en dos. Con las manos engrasadas formamos una bola que colocamos en el molde, previamente engrasado con mantequilla y espolvoreado con azúcar glas, con el lado liso de la masa mirando hacia la parte inferior del molde y la parte de cerrar la masa mirando hacia nosotros. La tapamos de nuevo y dejamos que fermente hasta que la parte superior casi asome por el borde del molde.
8.- Precalentamos el horno a 180º con calor arriba-abajo y aire, y horneamos en el nivel 2 durante 15 minutos. Bajamos la temperatura a 150º y horneamos durante 20 minutos más. Si se dora mucho, cubrir con papel de plata.
9.- Dejamos reposar unos minutos en el molde y lo volcamos en una rejilla para que enfríe. Al servir, espolvoreamos con el azúcar glas vainillado.
Ya veis que es una receta sencilla y el resultado... espectacular!!!
Por último unas galletitas de agradecimiento que hicimos con isomalt:



En esta otra se ven mejor, ;)

Un besete y que entréis bien en el 2015!!!! Feliz Año!!!!