martes, 17 de marzo de 2020

Cheesecake de arroz con leche

Éste parón también está trayendo cosas buenas, más tiempo para hacer cosas pendientes para las que en la rutina normal no hay cabida, más tiempo para estar con los enanos, tiempo de recogimiento y también, porqué no, para aburrirnos.

Yo en casa con los cuatro enanos aburrirme me estoy aburriendo poco, la verdad, pero también he sacado tiempo para leer, que en otros momentos era más que imposible y cómo no, para pasar un ratito por aquí y publicar la receta de esta belleza!!! Una cheesecake de arroz con leche!!! 

Vamos allá con los ingredientes!!!

INGREDIENTES PARA LA BASE:
  • 12 galletas Lotus
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Ralladura de un limón
  • 30 g de mantequilla
INGREDIENTES PARA LA TARTA:
  • 600 g de queso de untar, yo uso siempre Mascarpone
  • 175 g de azúcar moreno
  • 25 g de harina
  • 2 huevos L
  • Ralladura de un limón
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 450 g de arroz con leche



PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Cogemos las galletas lotus, las trituramos y las mezclamos con la mantequilla derretida, la cucharadita de canela y la ralladura de la piel de un limón, sólo hay que rallar la parte amarilla, o sea, muy poquito. Si cae parte blanca, amarguea.

Estos ingredientes bien mezclados los vertemos sobre el molde, al que habremos puesto spray desmoldante para que no se nos pegue la tarta una vez horneada. El molde lo llevamos al horno y horneamos durante 10 minutos.

Vamos con la tarta, en nuestro robot de cocina colocamos el queso y batimos hasta que tenga una textura cremosa, en este punto añadimos la harina y el azúcar hasta que se mezclen.

Cuando esté incorporada toda la harina, toca el turno a los huevos, los añadimos de uno en uno esperando a que se incorporen bien, en este punto añadimos la canela y la ralladura del otro limón.. Por último, añadiremos el arroz con leche. Yo utilicé el de Mercadona, me encanta y así te ahorras el paso de la elaboración del mismo.

Añadimos la mezcla a nuestro molde y horneamos 45 minutos. Pasado éste tiempo, apagamos el horno y con la puerta abierta, dejamos la tarta dentro del horno otros 45 minutos más.
Cuando se haya enfriado completamente la podemos meter en la nevera y degustarla al día siguiente bien fría, así nos gusta a nosotros!!!

Si sois unos apasionados de las tartas de queso, ésta os va a enamorar, a nosotros nos tiene locos!!!

Si cómo es nuestro caso, hay algún celíaco con vosotros, la podemos adaptar cambiando las galletas de la base por unas sin gluten y cambiando la harina de la tarta por maicena. El resultado es igual de delicioso y así podemos comer todos!!!

Feliz día!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario