martes, 19 de mayo de 2020

Tarta de queso sin horno cubierta de lemon curld.

Ahora que vamos de cara al calor, la receta que os propongo es fantástica ya que no requiere de horno y el resultado no puede ser mejor!!!
Para hacerla necesitaremos:

INGREDIENTES:

  • 40 galletas Lotus
  • 60 g de mantequilla
  • Un chorrito de leche
  • 500 g de queso mascarpone
  • 500 g de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • 8 hojas de gelatina
  • 8 g de azúcar avainillado
  • 300 g de lemon curd o mermelada para decorarla.

PROCEDIMIENTO:

Para hacer la base de la tarta trituraremos las galletas y le añadiremos la mantequilla derretida y el chorrito de leche, crearemos así una masa compacta que situaremos en la base de nuestro recipiente. Yo utilicé uno desmoldable de Ikea de unos 25 cm de diámetro.
Esta maseta la tenemos que alisar lo más que podamos, con la ayuda de una cuchara es mucho más fácil, cuando lo tengamos, nos lo llevamos a la nevera.

Para hacer la crema de queso pondremos a hidratar las láminas de gelatina en agua fría alrededor de unos 10 minutos.
En una olla pondremos el queso, la nata para montar, el azúcar y el azúcar avainillado. Si no disponemos de éste último, podemos añadir un poquito de extracto de vainilla. 
Llevaremos la olla al fuego y a fuego medio iremos removiendo hasta que se disuelva totalmente el queso. En ese momento retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina previamente escurridas y removeremos otro poco hasta que se disuelvan.

Finalmente, dejaremos que se temple un poco la crema y la llevaremos a la nevera para que se enfríe durante al menos una hora. Pasado este tiempo podremos colocar el lemon curd o mermelada encima.



Pasada esa hora más o menos en la nevera, yo le puse lemon curd, una crema de limón encima, se puede poner también mermelada de fresa o del sabor que más nos guste.

Para hacer esta cobertura necesitaremos lemon curd o mermelada que tendremos que calentar y mezclar con 2 hojas de gelatina previamente hidratada y escurrida.
Cuando la tengamos, la vertemos sobre nuestra crema de queso y volvemos a meter todo en la nevera durante unas 4 o 5 horas, yo la dejé de un día para otro.


Ya veis el corte, espectacular!!! Además en este caso me lancé con una decoración de chocolate en el lateral que le dió ese toque oscuro y más tradicional!!!

Os animo a probarla, si lo hacéis, contarme!!!

Muas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario