viernes, 20 de enero de 2012

Corazones, flores y más corazones!!!

Dadas las fechas en las que nos encontramos y la proximidad de la celebración de San Valentín, nada mejor que empezar este blog con una entrada de galletas con mucho corazón!!!












Para hacer las galletas de mantequilla he seguido una receta muy sencilla, se necesitan:
  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glass
  • 1 huevo grande o 1 huevo normal y una yema adicional
  • 650 g de harina
  • Un chorrito de leche
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
Sacamos la mantequilla de la nevera un par de horas antes de preparar la masa y la cortamos a dadidos. Pasadas esas dos horas le añadimos el azúcar y batimos hasta que se forme una mezcla cremosa.
A continuación añadimos el extracto de vainilla y el  huevo batido ligeramente y seguimos batiendo hasta que se integren totalmente estos ingredientes.
Tamizamos la harina y la vamos añadiendo lentamente a cucharadas y al final deberemos de añadir un poco de leche (mejor semidesnatada) hasta que la harina se integre totalmente en la masa.
Una vez tenemos la masa lista, la estiramos con un rodillo y en láminas la dejamos en la nevera al menos una hora, aunque yo la dejo de un día para otro.
Al día siguiente se les da forma con un cortador de masas y se hornean a 180 ºC durante 15 - 18 min. En función del tamaño de la galleta este tiempo puede variar, ir controlando hasta que los bordes de la galleta comienzen a estár doraditos, porque enseguida se queman.

Una vez las galletas se han enfriado, se decoran al gusto. Yo he utilizado glassa de varios colores y unos corazoncitos rosas y blancos que compré en el supermercado.